Make your own free website on Tripod.com

Ordo Medicus Templi A.C.

Códigos de conducta de OMT

Enter subhead content here

Inicio | Rescatemos Tabasco | Campaña Nuestro Mundo | Historia | Links | Con-Tacto | Fotos | Artículos de la Salud

NUESTROS 3 CODIGOS DE CONDUCTA SON:

 1. Codigo de Conducta Templario

2. Codigo de Practica Médica del Medicus Templi y

3. La Armadura del Medicus Templi

NOTA:  Los códigos de conducta regulan la calidad moral y humana de nuestro preceder cotidiano y se les pide por lo tanto que les presten igual atención e importancia que a los Estatutos de Ordo Medicus Templi como al Reglamento Nacional de la misma vigentes.

 

Código de conducta Templario:

Los que son soldados del Temple son soldados de Dios. Como tales deben siempre andar con Dios y ser más que simples mortales. Deben conducirse con humildad y ser los más honorables, los más nobles, los más corteses, los más honestos y los más caballerosos.
  
El templario debe servir a la Orden y no esperar ser servido por ella. Que lo que colabore lo haga en servicio de Dios y no debe esperar recompensa salvo el saber que con ello honra a la Orden por su devoción.

El templario no debe causar a ninguna criatura herida o daño, sea esta una criatura humana u otra, sea por ganancia, placer o vanidad. Al contrario, el templario debe intentar llevar la justicia a todos aquellos que no la reciben porque todos son hijos de Dios y a todos a concedido Dios el don de la vida.

Ante todos los seres el templario debe demostrar caballerosidad, cortesía y honestidad, teniendo presente que son testigos de Dios.

Un templario debe vivir cada día como un crítico del día anterior, de esta manera cada nuevo amanecer será un paso hacia una mayor nobleza.

Ningún templario deberá ofender de forma alguna a una persona u otro ser. Para todos el templario debe ser un ejemplo de caballerosidad.

Ninguna mujer deberá temer nada de un templario, ni de sus palabras ni de sus acciones. Ningún niño deberá padecer tampoco ese temor. Ningún hombre, no importa cuan rudo sea, deberá temer a un templario.

Donde hay debilidad allí el templario debe llevar su fuerza. Donde no hay voz allí el templario debe llevar la suya. Donde están los más pobres allí el templario debe distribuir su generosidad.

Un soldado del temple no puede estar esclavizado por creencias sectarias u opiniones estrechas. El templario debe siempre buscar la verdad porque en la verdad está Dios.

Jamás un templario debe deshonrar a otro, porque dicha conducta le deshonrará a él y llevará descrédito a la Orden.

En su conducta el templario:

  • No debe ser brutal.
  • No debe emborracharse o fumar en forma ofensiva.
  • No debe ser ni inmoral ni amoral.
  • No debe ser cobarde ni bestial.
  • No debe mentir ni tener intenciones maliciosas.
  • No debe buscar posiciones de engrandecimiento dentro de la Orden. Se contentará con aquellos puestos que le sean encomendados para mejor servirla.
  • No debe juzgar a nadie dentro o fuera de la Orden por sus posesiones o su posición social. Antes al contrario debe juzgar por el carácter y la bondad o falta de ellos.
  • Debe expresar verdadero sometimiento a los principios del Temple y obediencia a sus oficiales en todas las cosas de la Orden, en tanto entienda que sean verdaderos templarios y merezcan dicha obediencia.
  • Debe ser un verdadero patriota hacia la tierra que Dios le ha dado.
  • No debe cazar a ninguna criatura ni por vanidad ni por deporte.
  • No debe matar a ninguna criatura salvo para alimentarse o en defensa propia.
  • Debe mantenerse firme y veraz en las justas causas de Dios.
  • No tomará actitud ofensiva contra ningún hombre por la forma en que se dirige a Dios, aunque esta sea diferente o extraña. Antes al contrario el templario deberá intentar entender como otros se acercan a Dios.
  • Debe siempre ser consciente de que es un soldado del Temple y tratar siempre que sus obras sean un ejemplo para los demás.


Código de Practica Medica del Medicus Templi:

Un Medicus Templi es un Médico con habilidad en las manos, luz en la mente y amor en el corazon, es el mas noble, el mas piadoso, el mas comprensivo, es un crítico del día anterior, es esmerado y da lo mejor de si en el cuidado de los enfermos, busca todos los días nuevos conocimientos y habilidades que lo hagan ser mejor, mas fuerte y capaz como médico y como persona, ya que reconoce los defectos de su propia humanidad, forma parte de su comunidad y es uno con el mundo que lo alberga, y como parte de el busca dentro de si mismo la manera de mejor servir a Dios y permitir que este actúe, porque su origen radica en el amor que Dios siente por el y el que el debe sentir por su creador.

Atiende a los enfermos con miras en la satisfacción del deber cumplido, si su actividad le genera algún tipo de utilidad o bienestar económico, este es bienvenido, un Medicus Templi sabe valorar su trabajo y cobra lo que considera justo, siempre observando la capacidad de pago de sus pacientes y la magnitus del servicio Otorgado.

 

En su practica medica el Medicus Templi Deberá:

  • Usar sus conocimientos únicamente para curar o salvar una vida, nunca para enfermar o para matar.
  • No provocar o aconsejar el aborto.
  • Evitar relaciones inapropiadas con sus pacientes.
  • Guardar la confidencialidad profesional.
  • Compartir sus conocimientos sobre medicina con otros médicos, sean estos de la orden o no lo sean.
  • Respetar a sus maestros.
  • Considerar iguales a sus pacientes, sin tomar en cuenta religión, raza o pertenencia política.
  • Tratar a la persona y a la enfermedad.
  • Poner todo su empeño en brindarle calidad de vida a sus pacientes.
  • Conocer sus limites y sus capacidades para la atención del enfermo.
  • Nunca expresarse mal acerca del trabajo de otro médico templario.
  • Las disputas que tenga con otro Medicus Templi, deberá tratarlas con el y en privado, incluso llegando a los golpes si con eso se soluciona el problema y no se guardan rencores.
  • No anteponer el bienestar Economico propio al bienestar de un enfermo.
  • Brindar informacion rápida, clara y concisa al paciente y a sus seres queridos.
  • Dedicarse por entero a Dios, al cuidado de los enfermos, a su familia y al estudio, sin olvidarse de su vida privada.
  • No hacer comentarios que pudiesen resultar ofensivos a otros intencionadamente.
  • No perder el tiempo en el ocio y solo practicar actividades que estimulen sanamente el cuerpo y la mente.
  • Amarse a si mismo para poder amar a otros.
  • Alimentar positivamente el cuerpo, la mente y el alma.
  • Combatir sin cuartel la ignorancia y la enfermedad propia y ajena


Armadura del Medicus Templi

Sus ideales deben ser como el Roble que se alimenta día con día de la energía y fuerza del Señor y como el acero resistente pero al mismo tiempo moldeable

Su lucha no es contra fuerzas humanas, sino contra los gobiernos y autoridades que se rigen bajo fuerzas oscuras dejando al herido y al caído en el olvido

La verdad será el cinturón que ceñirá su palabra en el proceder de su vida cotidiana

La Justicia será la coraza que le resguardará de los malhechores y a los oprimidos de los tiranos

El celo por propagar un evangelio de paz será su calzado por los caminos inhóspitos del destino en este vasto mundo

La Fé y su Vocación en lo que hagan, será el escudo con el que atajaran las flechas incendiarias del mal moral y físico.

Sus virtudes serán el casco que les protegerá de soberbia y pensamientos maliciosos de otros como de sí mismo

Su espíritu de lucha y el que les da el Sr, será la espada con la que cortaran el vástago de la vida para que no pudra mas el fruto de tu andar y del de los que te rodean

No olvides que tus principios comienzan en tu hogar, quiere y respeta a tus padres y a tus mayores, venera su nombre. Se el hermano de tus hermanos, no de nombres sino de hechos. Si hay que hacer algo, o algo que remediar, hazlo tu sin esperar a que te lo ordenen y te sentirás más satisfecho y más digno de ti mismo

Respeta a tus maestros, quiérelos porque ellos son la luz que ilumina tu inteligencia y el camino más seguro para tu felicidad. Ten presente que tú eres el espejo en quien los demás se mirarán y querrán seguir tu ejemplo

En la calle, condúcete siempre con decencia. Demostrando tu educación y nobles sentimientos, se siempre recto en todos tus actos y puro en pensamientos, palabras y obra

Siéntete honrado de pertenecer a tu patria y capaz de hacer algo por su grandeza. Quiere a tu bandera y honra a sus héroes. Y que sea tu mayor satisfacción el que tu pequeñez pueda ser capaz de sumarse a todos tus compañeros para hacer las obras más grandiosas

En el mundo recuerda que eres uno de los millones de seres que se esfuerzan por la humanidad, ama la paz, y quiere a todas las personas de los demás países cualquiera que sea su raza, idioma, color o religión

Piensa y siente en tu corazón que hay muchos seres en el mundo que sufren y tienen enormes necesidades, y tú, que estás inspirado por el noble sentimiento de la caridad, no escatimes nada a ti mismo. Tiende tu generosa mano y procura aliviar en todo lo que puedas el sufrimiento de las personas de todas partes del mundo; esto dará mucha satisfacción a tu alma y una gran alegría a tu corazón.

Elaborado por:

Núcleo Directivo de la Encomienda SEDE

Ordo Medicus Templi A.C.

Tampico, Tamps. México

Marzo 2004


Enter supporting content here